Consultorio

Como toda institución societaria la Sociedad Chilena de Psicoanálisis ICHPA ha sido atravesada por múltiples perspectivas históricas que en su diversidad le complejizan y enriquecen. A continuación presentamos las miradas de tres de sus socios respecto a la Sociedad, el Instituto y el Consultorio de Atención Clínica respectivamente.

El Consultorio de la Sociedad Chilena de Psicoanálisis – ICHPA

Extracto del texto de Gilda Muñoz (2009). Historia del Consultorio. Gradiva, 10 (1): 39-43. Revise el texto completo aquí.

Desde sus inicios ICHPA, al plantearse el Psicoanálisis como una praxis crítica, de reparación e integración del pleno derecho de la salud mental, distingue que uno de los objetivos importantes es servir a la comunidad a través de la práctica psicoanalítica, atendiendo pacientes con indicación de este tratamiento pero sin la capacidad económica para sostenerlo.

En ese sentido el Consultorio de la institución se plantea los objetivos fundamentales de formación clínica a los alumnos en una práctica supervisada y la atención social, situación fundamental para que el ICHPA sea considerado una Corporación sin afanes de lucro.

El Consultorio está conformado por los analistas en formación a los que les son derivados los pacientes adultos en general. Los niños y adolescentes son derivados a los socios que trabajan con este grupo etáreo, y los estudiantes y egresados de psicología y psiquiatría son derivados a los socios de ICHPA.

En sus comienzos el Consultorio funcionó de un modo más bien informal y sus reglamentos se han ido configurando gradualmente junto a los cambios inherentes a una institución. Inicialmente se atendían solamente pacientes adultos, incorporándose en el año 1998 la atención Infanto-Juvenil y estableciéndose contactos con colegios y centros de diagnóstico.

Actualmente opera sin una sede fija, coordinándose vía derivación por secretaría a las consultas privadas, ambos aspectos que han variado en el tiempo en miramiento a diversos aspectos de orden clínico. El Consultorio hoy es también fuente de derivación de pacientes a la Unidad de Pareja y Familia. En él colaboran psiquiatras en la co-terapia ya sea en su condición de analistas en formación o de socio titular.

Una experiencia interesante durante el período 2008-2009 es la realización de intervenciones que fueron más allá de lo individual. El COSAM de Conchalí del área Norte de Salud Mental contrató los servicios de ICHPA con el fin de obtener perfeccionamiento y formación en temáticas de Psicoanálisis para el equipo de trabajo interdisciplinario integrado por psicólogos, psiquiatras, antropólogo, terapeuta ocupacional y trabajadores del área de servicio social.

Con el paso del tiempo el Consultorio ha sido reflexionado en numerosas asambleas, incluyendo consideraciones respecto a las transformaciones en el número de consultantes, el tipo de demanda, la relación con otras instituciones de atención clínica y con los analistas en formación, entre otras. Muchas de las interrogantes abiertas por la experiencia de Consultorio son de difícil respuesta y se mantienen a la fecha, comprometiendo ámbitos de responsabilidad ética personal en una colectividad con heterogeneidad de miradas, formación y experiencia.